La organización de closets puede parecer una tarea abrumadora, pero con las estrategias adecuadas, puedes transformar tu espacio en un oasis de orden y eficiencia. A continuación, te proporciono una guía detallada sobre cómo aprovechar al máximo el espacio con contenedores y cómo evitar errores comunes en la organización de closets.

organización de closets

 Aprovecha al Máximo el Espacio con Contenedores

Los contenedores son una herramienta de organización versátil y práctica que puede ayudarte a aprovechar al máximo el espacio en cualquier hogar. Aquí te comparto algunas ideas para utilizarlos de manera eficiente:

 1. Define tus Necesidades

Antes de comenzar a comprar contenedores, es crucial tener claro qué vas a almacenar, cuánto espacio tienes disponible y qué tipo de estética buscas. Esto te permitirá elegir los contenedores adecuados que se adapten a tus necesidades específicas.

 ¿Qué vas a almacenar? Ropa, juguetes, libros, artículos de cocina, herramientas, etc.

 ¿Cuánto espacio tienes disponible? Mide el área donde quieres colocar los contenedores para elegir el tamaño adecuado.

 ¿Qué tipo de estética buscas? Hay contenedores en diferentes materiales, colores y diseños para combinar con cualquier estilo de decoración.

 2. Elige los Contenedores Adecuados

Seleccionar el contenedor correcto puede marcar una gran diferencia en la organización de tu espacio. Considera los siguientes aspectos:

  •  Material: Plástico, cartón, metal, tela, mimbre, entre otros.
  •  Tamaño: Pequeños, medianos, grandes.
  •  Forma: Rectangular, cuadrado, circular, ovalado.
  •  Con tapa o sin tapa: Las tapas ayudan a proteger el contenido del polvo y la humedad.
  •  Etiquetados: Puedes etiquetar los contenedores para identificar fácilmente su contenido.

 3. Maximiza el Espacio Vertical

El espacio vertical es a menudo subutilizado en los armarios. Aquí hay algunas maneras de maximizarlo:

  •  Apila los contenedores: Utiliza estantes o repisas para apilar los contenedores de manera segura y eficiente.
  •  Aprovecha las esquinas: Los contenedores en forma de esquina son ideales para aprovechar espacios vacíos en las esquinas.
  •  Cuelga los contenedores: Algunos contenedores tienen ganchos o correas para colgarlos en la pared o en la puerta.

 4. Clasifica y Organiza

Mantener el orden dentro de los contenedores es esencial para una organización eficiente. Aquí tienes algunos consejos:

  •  Agrupa por categorías: Guarda artículos similares en el mismo contenedor.
  •  Utiliza divisores: Los divisores te ayudan a mantener el orden dentro de los contenedores y a separar diferentes tipos de artículos.
  •  Aprovecha el espacio vacío: Rellena los espacios vacíos con artículos más pequeños, como bolsas de tela o papel de periódico.

 5. Ejemplos de Uso

  •  Ropa: Puedes usar contenedores para guardar ropa fuera de temporada, ropa interior, calcetines, trajes de baño, etc.
  •  Juguetes: Los contenedores son ideales para guardar juguetes de diferentes tamaños y tipos.
  •  Libros: Puedes clasificar tus libros por género, autor o tema.
  •  Artículos de cocina: Guarda ollas, sartenes, utensilios de cocina, especias, etc.
  •  Herramientas: Guarda herramientas, tornillos, clavos, pegamento, etc.
  •  Productos de limpieza: Guarda detergentes, desinfectantes, esponjas, trapos, etc.

 6. Consejos Adicionales

  •  Utiliza contenedores transparentes: Esto te permitirá ver el contenido sin tener que abrirlos.
  •  Elige contenedores resistentes: Si vas a guardar objetos pesados, asegúrate de elegir contenedores que sean lo suficientemente resistentes.
  •  Mantén los contenedores limpios: Limpia los contenedores con regularidad para evitar la acumulación de polvo y suciedad.
  •  Decora los contenedores: Puedes personalizar los contenedores con pintura, tela o papel adhesivo para que combinen con tu decoración.

Recuerda que la clave para aprovechar al máximo el espacio con contenedores es ser creativo y organizado. ¡Experimenta con diferentes ideas para encontrar la mejor manera de utilizarlos en tu hogar!

Errores Comunes a Evitar en la Organización de Closets

 1. Depender de Soluciones Genéricas

No todos los organizadores funcionan para todos los armarios. Es importante evaluar tus necesidades específicas y elegir soluciones que se adapten al espacio y la cantidad de ropa que tienes.

 2. Usar Perchas Inadecuadas

Las perchas gruesas y de diferentes tamaños pueden ocupar mucho espacio y hacer que el armario se vea desordenado. Invierte en perchas delgadas y uniformes, preferiblemente de madera o terciopelo, para mantener la ropa en buen estado y aprovechar mejor el espacio.

 3. No Aprovechar el Espacio Vertical

Muchos closets tienen estantes altos o zonas en la parte superior que quedan sin usar. Aprovecha este espacio para guardar ropa que no usas con frecuencia, cajas de almacenamiento o incluso un pequeño baúl.

 4. Guardar Ropa que No Usas

Es importante ser realista y deshacerte de la ropa que ya no te queda, que está en mal estado o que no has usado en mucho tiempo. Solo guarda la ropa que realmente te gusta y que usas con frecuencia.

 5. No Doblar la Ropa Correctamente

Doblar la ropa de manera adecuada te ayudará a ahorrar espacio y a mantener el armario ordenado. Existen diferentes métodos de doblado, como el método KonMari o el doblado en vertical. Experimenta para encontrar el que mejor te funcione.

 6. Apilar la Ropa en Lugar de Doblarla

Apilar la ropa puede hacer que se arrugue y que sea más difícil encontrar lo que buscas. Dobla la ropa siempre que sea posible para mantenerla en buen estado y ahorrar espacio.

 7. Guardar los Zapatos en el Suelo

Los zapatos en el suelo pueden ensuciar el armario y hacer que se vea desordenado. Utiliza estantes para zapatos, cajas de almacenamiento o zapateras colgantes para mantener tus zapatos organizados y a la vista.

 8. No Usar Iluminación Adecuada

Una buena iluminación te ayudará a ver mejor la ropa y a mantener el armario ordenado. Si es posible, instala una luz interior en el armario o utiliza una lámpara portátil.

 9. Olvidarse de la Limpieza y el Mantenimiento

Es importante limpiar el armario periódicamente para eliminar el polvo, la suciedad y las polillas. También es importante revisar la ropa y los zapatos con regularidad para detectar cualquier problema.

 10. No Ser Constante

La organización del armario es un proceso continuo. Es importante ser constante y disciplinado para mantener el orden y evitar que el armario vuelva a desordenarse.

Siguiendo estos consejos, podrás evitar cometer errores comunes y mantener tu closet organizado de manera eficiente.

Ideas para la Organización de Closets

 Preparación

1. Vacía el Armario: Saca toda la ropa, zapatos y accesorios. Esto te dará una visión clara del espacio con el que cuentas y te permitirá evaluar tus necesidades de organización.

2. Deshazte de lo que No Usas: Aprovecha la oportunidad para deshacerte de la ropa que ya no te queda, que está en mal estado o que no has usado en mucho tiempo. Puedes venderla, donarla o tirarla.

3. Clasifica la Ropa: Separa la ropa por tipo (camisetas, pantalones, vestidos, etc.), por temporada (invierno, verano) y por uso frecuente (diario, ocasional).

 Organización

1. Aprovecha el Espacio Vertical: Instala barras de colgar a diferentes alturas para aprovechar al máximo el espacio. Puedes usar estantes adicionales o cajones para almacenar ropa doblada, zapatos y accesorios.

2. Utiliza Organizadores: Hay una gran variedad de organizadores disponibles para ayudarte a mantener todo en orden. Puedes usar cajas, cestas, separadores de cajones, perchas para pantalones o bufandas, etc.

3. Elige el Sistema de Doblado que Mejor te Funcione: Existen diferentes métodos para doblar la ropa, como el método KonMari o el doblado en vertical. Elige el que te resulte más práctico y que te permita aprovechar mejor el espacio en tus cajones.

4. Coloca las Prendas Más Usadas a Mano: Coloca la ropa que usas con más frecuencia en las zonas más accesibles del armario, como a la altura de los ojos o en las primeras baldas.

5. Mantén la Ropa Limpia y Planchada: La ropa arrugada o sucia ocupa más espacio y hace que el armario se vea desordenado. Asegúrate de guardar la ropa limpia y planchada.

6. Etiqueta las Cajas y Cajones: Esto te ayudará a encontrar lo que buscas más rápido y a mantener el orden.

 Consejos Adicionales

  •  Aprovecha la Luz Natural: Si es posible, coloca el armario en un lugar con luz natural. Esto te ayudará a ver mejor la ropa y a mantener el espacio ordenado.
  •  Utiliza Fragancias: Puedes colocar ambientadores o bolsitas de tela con lavanda o cedro para mantener la ropa con un aroma fresco.
  •  Mantén el Armario Ventilado: Es importante que el armario tenga ventilación para evitar la acumulación de humedad y moho.
  •  Revisa el Armario Periódicamente: Dedica unos minutos cada mes a revisar el armario y a reorganizar la ropa si es necesario.

 

Recuerda que la clave para tener un armario organizado es ser constante y disciplinado. Sigue estos consejos y podrás disfrutar de un espacio ordenado y funcional.

Servicio únicamente en México